Revisión periódica del automóvil

revision-coche
Por la seguridad del conductor y quienes lo acompañan es indispensable realizar de manera periódica la revisión de toda la unidad.  Motor: Su funcionamiento y regulación de carburación y emisión de gases, cambio de aceite y filtro, radiadores de motor y de aire acondicionado. 

Neumáticos: Revisión integral de los mismos –inclusive el auxilio– rotación para equilibrar el desgate parejo y balanceo que evita vibraciones que pueden afectar la amortiguación y el manejo forzado.  

Amortiguación: Barra de dirección, revisión del tren delantero y tren trasero, bujes, osmosinéticas, punta de ejes, amortiguadores, resortes y lubricación. Luces: Largas y cortas reguladas, luces de posición, balizas, giro, stop e inclusive luces interiores  de cabina, baúl y motor. 

Frenos: Reemplazo de cintas o pastillas y todo el sistema hidráulico.

Caja de transmisión automática o manual: Lubricación y control de varilla de cambios.

Limpia parabrisas: Escobillas y funcionamiento del motor impulsor. 

Instrumental de control: Bocina, indicador de consumo de combustible, temperatura, velocímetro, giros, stop, balizas, RPM, etc. 

Es recomendable la revisión señaladas por lo menos una vez al año en unidades 0 km, y cada 6 meses en unidades con más de 10 años de uso.

Blog De Autos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *